Blogs: LoDigoYo | El blog de Vale | Firefox Bolivia |

Hábitos extraños...¿o no?

Hay cosas que hacemos que no las comentamos con los demás por creer que son excentricidades nuestras cuando en realidad no lo son.

Son tantas las manías que tenemos en común de las que simplemente no sabemos porque no hablamos de ellas.

Por ejemplo algo que yo hago y que he comprobado que otros hacen mediante el Meme de 5 hábitos extraños, es el tener carreras mentales mientras se camina por la calle. Algo así como: tengo que llegar al poste antes que ese tipo.

Nos parecemos más de lo que imaginamos.

5 Comments:

  1. Enrique said...
    Con frecuencia, el anhelo de perfección gramatical hace que revise siete veces todos mis escritos. Si me convence la primera versión, vuelvo a imprimirla para efectuar seis destrucciones. Confieso que Borges es el responsable de mi malsano comportamiento.
    ckozus said...
    Hay un cuento de Alejandro Dolina, Carreras Secretas, que se trata justamente de eso. Busqué en la red para ver si lo encontraba publicado por ahi pero no tuve éxito.
    En Argentina también en una época pasaban una publicidad de un agua mineral con ese concepto. Un tipo iba jugando una carrera secrata con otro, iba ganando, cuando de repente le sale un tercero que lo pasa antes de llegar a la meta.
    Parece que es bastante común el "fenómeno" ese. Quien sabe, tal vez hasta Freud escribió sobre eso :|
    Sebastian said...
    Que diga que yo tambien lo ahgo no serìa gran noticia, el asunto es que yo lo hago con el auto! jaja
    Eso le explicará mucho a algunos que han sido mis pasajeros algunas cosas...
    Algún mom,ento llenaré lo de los 5 habitos... no desespereis jaja
    Un abrazo.
    Eduardo said...
    Un momentico!, yo no hago esas locuras! jajajajajajajaja...

    De verdad que no, pero si tengo unas manias o mañas raras, verdaderamente raras, pero... ¿Quien no?.
    Real Unmaker said...
    Alineo y acomodo pequeñas cosas que estan en fila, como adornitos, y, si me parece que no estan en un orden apropiado... hasta soy capáz de reordenarlo. Por supuesto, no soy un niño, y hago eso en lugares en los que pueda hacerlo.
    Cuando me parece que una persona esta con una ropa o en una actitud ridícula o incómoda... volteo yo, como si en algo ayudase eso, siempre.
    Siempre vuelvo a contar las cosas delgadas que llevo en medio de los cuadernos. Tengo la sensación de que se pueden derramar, por ser delgadas, supongo, por más fuerte que las agarre... por eso, por ejemplo, y esto me acabo de dar cuenta, NUNCA USO NI USARÉ TRAPPER.
    Hablo solo seguido, y, cuando estoy en una habitación completamente solo, hasta lo hago en voz alta, pero la cosa es que no comento cosas que pienso, actúo partes de una historia que pasa en mi mente desde hace años, la invento en ese momento. Siempre diálogos, y siempre hago los dos.
    Creo que son los que me acuerdo.

Post a Comment




Feed RSS

RSS de LoDigoYo