Blogs: LoDigoYo | El blog de Vale | Firefox Bolivia |

Y el tiempo se detuvo

Lo que me gusta de los blogs personales es que puedes escribir sobre lo que quieras y alguna gente inclusive te lee. Así que el gran post de hoy es: Se ha parado mi reloj.
Sí, así sin más, ha dejado de funcionar a las exactamente 10:27:27.

Mi reloj es uno de esos objetos personales que me hacen sentir completa, otro es el celular, pero no soy tan dependiente de éste, en cambio sin reloj me siento desnuda. A mí cuando me hicieron no me pusieron ese "reloj biológico" y además, con eso del tiempo psicológico, que nos dice que el tiempo no pasa igual para todos, sino que de acuerdo a la situación que vivamos nos parecerá más largo o corto, y que es largo el tiempo de la espera...
Yo no puedo diferenciar entre 15 minutos y 3 horas.

Y no puedo evitar volcar a ver mi reloj cada cierto tiempo, ya que se me ha hecho un hábito. Y lo único que descubro es que ¡oh! sigue estático.

El reloj me da una falsa, pero placentera sensaciòn de control. "En 15 minutos hago ésto", "Me tomará 20 hacer lo otro", "En tres minutos y medio apago la tele y empiezo a hacer tarea", etc...

Y es que hacemos todo juntos, yo con él, duermo, hago ejercicio, salgo, me baño...ups, quizás por éso es que ya no funciona.

Actualización: después de 3 días de estar sin él, al fin lo he llevado a arreglar, aunque no funcionaba, lo llevaba en la muñeca, y el sábado en la mañana me lo quité, me dejó una marca blanca sobre la piel, creo que no le daba el sol hace años. En la noche finalmente, a eso de las 9, al fin le cambiaron las pilas, y volvió a funcionar.

Así que, crisis superada.

5 Comments:

  1. Nexcor said...
    Yo sin embargo nunca llevo reloj, a parte de que ya de por sí prefiero mantener mi muñeca «sin nada» supongo que también es porque, al fin y al cabo, puedo ver la hora en el pecé, en el móvil, en el coche, en... o en su defecto preguntársela a alguien, y digo yo: «si la hora está por todas partes para qué necesito reloj», pues eso, que no lo llevo, pero bueno, como en todo es cuestión gustos :)
    Pala Labra said...
    Yo también soy súper dependiente de la hora. Tengo el vicio de estar cronometrando todo, para que me alcance el tiempo. Incluso hago juegos con los números, si es tal hora es por que ésto va a pasar, etc.

    Aunque cuando estoy en mi casa no me gusta tenerlo en la muñeca porque me desespera... Así que me valgo de los dos relojes digitales que tengo en mi cuarto, y me encargo de que en cualquier lugar de mi casa que yo esté, siempre pueda ver qué hora es.
    Andrea said...
    Bueno, para mì no es tanto el ver la hora, sino el hecho de tener mi reloj, porque es mío, sé que está 6 minutos y medio adelantado.
    Además es genial para cuando estoy nerviosa, algo tengo que hacer con las manos...me loquito me lo pongo, me lo quito, me lo pongo...
    Javi Moya said...
    pues yo NUNCA llevo reloj...
    una vez me regalaron uno.. y ni me lo he puesto :(

    no se.. me incomoda..
    además lo veo una carga inutil.. si ya llevamos el movil (que nos da la hora).. ¿para que un reloj?
    :)
    Andrea said...
    Es que abrir la cartera, desbloquear el teclado para iluminar la pantalla es mucho drama, en cambio una miradita discreta a tu muñeca es mucho más fácil.

    Por cierto, ayer me regalaron un reloj en una premiación...es un gran dilema porque amo el que tengo actualmente, pero este no está mal.

Post a Comment




Feed RSS

RSS de LoDigoYo